Un estilo de gabardina llamado Trench Coat

0
116

Los factores que influyen en la moda y que literalmente dictan las tendencias de cada temporada o generación son definitivamente un misterio. Las prendas que aparecen en cada época provienen de una combinación especial de clima, estilo, actualidad que está pasando en el mundo, propósito u objetivo de la prenda, entre otros. Además, por supuesto, de la creatividad del artista a la hora de componer las piezas, pensando en todos estos factores aquí descritos y, más aún, incluyendo su creatividad y su forma de ver las cosas.

Las trench coat como se las conoce internacionalmente, o gabardina mujer, son un gran ejemplo de ello, ya que su historia tiene un origen que está directamente relacionado con el contexto militar, la evolución que se dio a raíz de las dos grandes guerras (La primera y la segunda guerra mundial), sus características de diseño y sus elementos creados estratégicamente para funcionar simplemente dentro de este contexto y, en última instancia, lo que hizo que estos abrigos fueran tan populares hoy en día.

La principal transformación proviene principalmente de un elemento militar – es decir, mayoritariamente diseñado para la figura masculina – habiendo evolucionado de manera sofisticada, delicada y elegante, pero sin perder su esencia.

Características militares de la gabardina Trench Coat

Hay puntos que son cruciales para que la gabardina se diseñe como es, y esto definitivamente no es casualidad. Por supuesto, no todas estas funciones se han mantenido en estos días ya que esto ya no es necesario. Algunas de las características únicas de este tipo de prenda son:

Impermeable

Estos abrigos están hechos de un material que parece lana, pero un poco más grueso, y que principalmente debe ser impermeable para servir como una forma de proteger a los militares de la lluvia, del viento y permitirles permanecer en un área al aire libre durante mucho tiempo.

Cintura y Mangas

Sus formas de cerrarse también son puntos esenciales de la gabardina. En la cintura, hay una especie de cinturón que recorre todo el cuerpo y sirve como refuerzo extra para que la chaqueta se cierre con confianza y firmeza.

En las mangas, el abrigo tiene botones y trabillas que las hacen muy ajustadas y cerradas a la altura de la muñeca. Esto era muy importante para que el soldado pudiera pararse bajo la lluvia usando binoculares y el agua no entrara en la manga, bajando por el brazo.

Corta viento

Su material no era tan pesado como un abrigo de invierno reforzado, por lo que la gabardina sería perfecta principalmente como cortavientos o impermeable, y no como protección para los días fríos en general.

La gabardina de mujer

Tras una larga evolución entre la primera guerra, la segunda y la actualidad, se mantuvieron algunos elementos (como la cintura, los botones, la forma del cuello) y se excluyeron otros por ser muy específicos, como los detalles sobre los hombros que sirvieron única y exclusivamente para fines militares y nada más.

Esto hizo que la pieza fuera extremadamente elegante y necesaria en el guardarropa de cualquier mujer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí